Biografía

Tengo Foto Arkaitz32 años y estoy casado. Nací en San Sebastián y he vivido y crecido en Lasarte-Oria.

Soy técnico superior en Desarrollo de productos electrónicos. Realicé prácticas en Inglaterra y al regresar me incorporé a una empresa tecnológica en la que llevo trabajando 10 años y medio, los 3 primeros como técnico y después como gestor de compras.

Durante estos años he cursado un máster en compras, contratos y aprovisionamientos y diferentes cursos relacionados con mi actividad profesional: finanzas y contabilidad, dirección por objetivos, Empowerment, liderazgo… Además, dispongo del título First Certificate y estoy estudiando francés y alemán. Con respecto al euskera, al haber estudiado en el modelo B, lo entiendo pero no lo hablo habitualmente, por lo que tengo la intención de mejorar en este aspecto.

En cuanto a mi desarrollo personal, he realizado diversos cursos, tales como quiromasaje, masaje deportivo, fotografía y Photoshop.

Motivación

¿Por qué en un momento en el que siento que la vida me sonríe más que nunca tengo dentro de mí una sensación que me oprime y no me permite ser plenamente feliz? Siento pena, rabia, nostalgia… Tal vez sea mi parte de humanidad, esa humanidad que normalmente sólo despierta en los peores momentos de la vida. Pero ¿qué está creando ese sentimiento aparentemente negativo?

Crees tener una vida completa, pero de repente, cada cierto tiempo, alguien te para por la calle o llama a tu puerta para pedirte dinero o comida, o te enteras de que un familiar, amigo o conocido ha perdido su trabajo, que le van a desahuciar de su vivienda o que no tiene los suficientes recursos como para vivir dignamente mes a mes. Definitivamente algo no marcha bien…Y me niego a quedarme sentado mirando hacia otro lado, ajeno a todo lo que pasa a mi alrededor mientras mi vida “por el momento” marcha bien.

El aire fresco de PODEMOS y este cúmulo de experiencias vitales me animó a acercarme al círculo de Lasarte-Oria. Siempre he creído que éste era un gran pueblo, un pueblo del que estar orgulloso, pero ahora me doy cuenta de que hasta ahora sólo había navegado en su superficie. Al adentrarme un poco más en las entrañas de nuestro municipio he descubierto que las políticas que se han estado llevando a cabo han estado muy alejadas de las necesidades reales de sus habitantes.

Es el momento de dar un paso al frente, el momento de la política participativa, el momento de que los lasarteoriatarras seamos escuchados y tengamos la posibilidad de incidir sobre las decisiones que se toman en el día a día y que en última instancia nos afectan a todos nosotros.

Yo estoy dispuesto a dar ese paso y ser una de las caras visibles de esta nueva política. De contribuir a elevar la voz de nuestros vecinos al ayuntamiento. Sigo creyendo que Lasarte-Oria es un gran pueblo, pero también quiero sentirme orgulloso de vivir en él, y para ello la única opción viable es acabar con la vieja política de intereses personales y lucrativos y comenzar a velar por lo que realmente importa: las personas.